El Origen de los Mayas

galaxia¿Quiénes son los Mayas?, ¿de donde vinieron?, son las preguntas que más hemos oído y que nos han hecho. Sobre este tema hay muchas opiniones y conceptos, la mayoría de ellos lamentablemente no responde a la pregunta del verdadero origen de los Mayas, y la razón es que estas opiniones han sido dadas por personas de otras culturas, ajenos a la verdadera cultura Maya.

Para creer la opinión de alguien respecto a este tema debemos asegurarnos que quien lo haga sea Maya de verdad, que haya nacido en una familia Maya, que haya crecido como Maya, que hable un idioma Maya y que ande por el camino de los sabios Mayas, para que nos hable desde su corazón y sus vivencia como Maya, porque de lo contrario seguiremos en la oscuridad respecto a la misma.

Porque, quien conoce la idiosincrasia y la verdad y la realidad sobre una cultura, es quien lo trae por derecho de nacimiento y quien lo vive a diario, creemos con todo nuestro corazón que estos Mayas de quienes hablamos somos los que formamos parte de Maya Tecum y de otras organizaciones que igual que nosotros somos Mayas de verdad.

Al hablar sobre nuestro origen, sobre nuestro principio debemos ir a la fuente de la información que tenemos: Primero que es la tradición oral Maya impartido de generación en generación por nuestros abuelos y abuelas los Mayas, y segundo tenemos que ir a los documentos que tenemos que fueron escritos por los escribas Mayas antes y después de la invasión.

Empecemos primero en lo que dice la tradición oral acerca de nuestro estudio, la tradición oral por generaciones nos ha dicho en resumen a través de nuestros padres de bendita memoria que los Mayas venimos del Ajaw (ser supremo) que nuestro origen comenzó en el pensamiento del Creador y formador, al igual que todas las cosas visibles é invisibles.

El libro sagrado Maya Pop Wuj también nos da su luz sobre el origen Maya, desde el capitulo uno que dice:

Aquí vamos a escribir las antiguas historias comenzando desde el momento en que fueron formadas todas las cosas y se establecieron sus fundamentos. Con lo que aquí se diga tendremos una idea clara de cómo se formó el universo; qué es lo que aún está oculto y qué lo que está develado. Cómo el Formador y Creador puso en acción sus cualidades esenciales y su sola palabra bastó para crear las cosas.

Estos son los nombres de la divinidad, ordenados en parejas creadoras de acuerdo con la concepción dual de nosotros los Mayas K’iches.

TZ’AKOL, Estructura y forma, el Creador, la voluntad que se manifestó en la naturaleza haciéndola despertar a la acción. B’ITOL, Soplo y movimiento, la fuerza formadora que también actúa en la creación de todas las cosas. ALOM’, la fuerza de emanación, la majestuosa madre que concibe a los hijos, el germen de la palabra, acción del padre majestuoso. K’AJOLOM, el engendrador de los hijos y está constituido por el espacio, por el espacio infinito, la matriz de donde surgen todos los universos.

Antiguamente teníamos el Pop Wuj el libro original, pero desde hace muchos siglos su significado permanece oculto al que lo mira, al que medita sobre él. Es el libro de los Mayores. Allí esta contenido el conocimiento; cómo se acabó de formar el cielo y la tierra, los equinoccios y los solsticios, las cuatro partes del ser: Rojo el oriente, negro el poniente, blanco el norte y amarillo el sur. Cuando cada estrella está en su lugar y a cada uno le es señalado el camino, el Ser amojonando con estacas, medidas con cuerdas sus distancias y estirado el hilo entre el cielo y la tierra, adquiere altura y profundidad.

El Creador hizo el aire que respiramos, nos dio el aliento que nos anima y la existencia; nos conserva, cuida y proteja dándonos la paz y la claridad. Los creadores y Formadores, desde un vacio acuoso, crearon y dotaron de vida a los animales.

Luego de esto los progenitores divinos hicieron de barro a la primera generación de hombres, pero éstos no se sostenían y volvieron a la tierra. La siguiente raza fue de hombres hechos de madera, pero estos eran tontos sin cerebro y no se acordaron de sus creadores y fueron también aniquilados con negras tormentas y con el gran diluvio, por último los verdaderos hombres fueron hechos de masa de maíz, ellos son los que poblaron la faz de la madre tierra.

Como vemos tanto la tradición oral y el sagrado Pop Wuj coinciden en que los Mayas fuimos originados en la mente del Creador y Formador y que somos hechura de la divinidad.

También la tradición oral nos dice que los Mayas venimos de una civilización madre que se llama TULA ó TULAN, el sagrado Pop Wuj nos relata lo siguiente acerca de esto y dice:

De allá salimos de Tulan Zu’, allí fueron creados nuestros primeros padres, el primero fue: B’alam Qitzé, el segundo: B’alam Akab’, el tercero: B’alam Majacutaj y el cuarto: Iqui B’alam, de allá venían del oriente.

Y muchos fueron los que salieron con cada uno de sus familias y que allá se multiplicaron en el oriente y fueron muchos los que se multiplicaron, aún en las tinieblas antes de que el sol aclarase y hubiese luz y estuvieran todos juntos y fueron muchas cosas los que hicieron allá en el oriente y no sabían de sustento, sino que levantaban la cara al cielo y no sabían alegar y allí mismo estuvieron en aquella dulzura, los hombres blancos, negros y hubo muchas lenguas y de dos orejas, y hay diferentes generaciones en el mundo.

Y entonces no idolatraban, sino que eran todos de una lengua y solo guardaban el mandato del Creador, del Corazón del Cielo y la Tierra y sólo aguardaban que surgiera el sol. De allá venimos, allá se nos dieron nuestros nombres. Allí se juntaron a guardar que amaneciese y vieran salir el lucero, que es el que viene primero ante el sol cuando naciere.

De allá venimos, sino que nos repartimos y dijeron entre si y por eso estaban con pena, padecían dolor porque no tenían comida ni sustento, sino que raíces de varas dulces olían y les parecía que comían y no comían cuando vinieron, clara fue su pasada sobre el mar cuando pasaron, sino como que si no hubiera mar, pasaron acá sobre piedras, pasaron para acá y estaban las piedras sobresalientes en ringlera en arena cuando pasaron y así se llaman piedras en ringleras y arrancada de arena a aquel camino por donde pasaron en el mar que dividiéndose pasaron acá.

Aquí no veremos el nacer del sol aclarador de la faz de la tierra dijeron cuando vinieron y dejaron el camino y la gente. Ciertamente quedó durmiendo en el camino uno de los pueblos que se levantaron que estaban continuamente mirando la estrella señal del sol, y esa era la señal que pensaban era del amanecer cuando vinieron del oriente y uno eran sus caras cuando pasaron de allá y había gran distancia.

Otro de los libros que nos habla acerca de esto es el Memorial de Sololá o Anales de los Cakchiqueles el cual dice así:

Escribiré las historias de nuestros primeros padres y abuelos que se llamaban Jakavitz’ el uno y Tz’actecauj el otro, las historias que ellos contaban que del otro lado del mar del oriente ¡llegamos del lugar de Tulan, donde fuimos engendrados! Así contaban antiguamente. Jakavitz’ y Tz’actecauj, los que llegaron a Tulan, los varones que nos engendraron a nosotros los Xahila.

Cuando llegamos a las puertas de Tulan fuimos a recibir un palo rojo que era nuestro báculo en la arena dentro del mar y pronto atravesaremos el mar sobre la arena, sirviéndonos de los báculos colorados que recibimos en Tulan.

Así pasamos sobre las arenas dispuestas en ringlera cuando ya se había ensanchado el fondo del mar, se alegraron todos cuando vieron las arenas dentro del mar.

Como vemos ambos documentos relatan que su llegada se produce desde un lugar del oriente, del otro lado del mar y en el caso del Memorial de Sololá indica que vienen del otro lado del mar luego del prodigio de separar las aguas.

La gran importancia de estos textos es que nos permiten aclarar algunos puntos. El Sagrado Pop Wuj dice que venimos de Tula, es fácil la confusión, cualquiera pensaría que se trata del imponente centro ceremonial de Tula, situado al norte de la ciudad de México, ó en el que se encuentran los famosos atlantes, (estructuras gigantescas que aparte de las de Tiahuanaco en Bolivia no se ha encontrado otras similares). Para confundirse más hay varias otras Tulas como la del Centro llamada Tulan Zu, que se encuentra en lo que hoy es la ciudad de Guatemala y cuyo nombre se ha cambiado por el de Kaminal Juyú.

Al decirnos que vinieron del oriente del otro lado del mar, está claro que no vinieron del norte. Así que la pregunta a responder es ¿si no vinieron del norte, de donde surgen los Mayas?, en sus relatos son muy meticulosos, por lo cual la autenticidad y antigüedad tanto del Pop Wuj como del Memorial de Sololá no tienen discusión. Ambos fueron escritos antes de la conquista y transcriptos en caracteres latinos cuando los curas enseñaron a escribir en español a los primeros evangelizados. Estos libros fueron guardados en secreto y recién se los tradujo en el siglo XVII el primero y en el siglo XVIII el segundo.

En los párrafos antes citados pueden establecerse la procedencia desde un lugar del oriente, del otro lado del mar. Incluso en el Memorial de Sololá se indica que durante el viaje se ha producido, gracias al poder y al manejo de milagros que poseían los herederos de la sabiduría Tulana, el milagro de la separación de las aguas.

¿Aquí cabe preguntarse qué hay en el oriente?

Y lo que nos dicen es que en el oriente lo que hay es el Sol si así es; el sol es lo que está en el oriente, por lo que entendemos ahora es que nuestros ancestros lo que dejaron establecido es que vienen del oriente donde está la luz brillante, la luz inaccesible como el sol.

Es por eso que desde tiempos ancestrales el pueblo Maya siempre ha visto y siempre mirará el Sol como la representación del Gran Padre, el Corazón del Cielo.

Para los Mayas el sol es la representación del Ajaw, es la conexión con el Corazón de Corazones, el Sol de Soles, El centro y Generador del Universo y del cosmos.

Por lo que queda descartado todas las Tulas mencionadas anteriormente porque estas fueron construidas con posterioridad. Sin pretender caer en especulaciones, en los relatos de nuestro sabios ancianos de los pueblos más tradicionales se habla de esta mítica ciudad Tula o Tulan, lo que en muchos Idiomas Mayas significa: Seno materno, es decir Tulan es la ciudad donde se mama la sabiduría, el conocimiento y la ciencia.

En conclusión podemos decir entonces que los Mayas, fuimos originados y formados por el Creador y formador en su mente, en la ciudad de Tula o Tulan Zu, donde brilla el Sol de Soles, el Corazón de Corazones el seno materno que alimenta y sustenta todo lo que existe.

Sinceramente: Maya Tecum Organización Educacional Maya.

Nota: Si desea hacernos llegar sus comentarios por favor hágalo a través de Contacto, si desea publicar este artículo en su página social puede hacerlo, y si le gustaria el nuevo calendario Maya visite nuestra tienda ahora mismo, ó al 48474332 si vive en Guatemala.

Todos los derechos reservados.

No se admiten más comentarios