El Ajq’ij guía espiritual Maya.

¿Que es un Ajq’ij ó quien es un Ajq’ij? Son las interrogantes a las que daremos respuesta a través de este articulo, si es tan amable por favor acompáñenos hasta el final y descubramos la verdad acerca del verdadero Ajq’ij (guía espiritual Maya).

1493124_231468163702676_1679624164_n

En la actualidad los Ajq’ijab’ o Ajkotz’ij, (Guías Espirituales o Sacerdotes Mayas.) son los realizadores de actividades de tipo espiritual. Son hombres y mujeres poseedores de conocimientos de los días y del tiempo a través del manejo del sagrado calendario Maya. Son los guías espirituales en las comunidades, y como tales son autoridades en la materia para resolver conflictos o bien para formalizar algún acto de vida para la comunidad.

Generalmente son buscados para la formalización de acciones necesarias y comunes, como un matrimonio, que implica todo un proceso, realizan una función de por vida que se obtiene por don, desde su nacimiento, el cual se desarrolla en la persona a cierta edad.

“El Sacerdote maya es un término castellanizado para denominar a quienes ejercen la función de Ajq’ij. La palabra Ajq’ij está compuesto por dos palabras: Aj y Q’ij. Aj es Elote y es el prefijo de un oficio Q’ij es sol y día. Se traduce como el “contador de los días” El plural de Ajq’ij es Ajq’ijab’

“Etimológicamente Ajq’ij viene de Ministro Solar, o el especialista en la ciencia de la Astronomía, es la persona que controla los días, los meses, los años y ciclos de vida según el sistema calendárico Maya. Es la persona que dedica el cien por ciento de su vida a la atención espiritual, psicológica, física de las personas en la comunidad. El Ajq’ij es quién orienta a las personas, familias, instituciones y pueblos para la armonía, la unidad y el equilibrio natural, cósmico, espiritual, social y material.

“El Ajq’ij es el guía en la comunidad o pueblo en donde se desarrolla. Es el encargado de escuchar los problemas sociales, proporciona ayuda espiritual y moral a los habitantes para que puedan vivir en armonía en beneficio del pueblo. Siendo guías sociales y espirituales mantienen la autoridad en la comunidad, son capaces de resolver los problemas que puedan existir entre los habitantes”. El principio de autoridad del Ajq’ij está representado en un bastón, que lo coloca dentro de una jerarquía social del respeto estructural comunitario.

Se puede determinar que los Ajq’ijab’ son las personas que dirigen las ceremonias Mayas, pueden ser mujeres y hombres que han pasado el largo proceso de preparación y han culminado con bien su adiestramiento; hasta recibir su destino, llamado también misión o chumil’al’ (estrella) el día de su nacimiento, el cual lo reciben en una ceremonia presidida por un sabio  Ajq’ij que fue su maestro ó maestra que le entrega su misión, vara o su cruz, en una ceremonia especial en donde es presenciado por sus familiares y amigos.

Estas personas son de la comunidad, son personas que guían, conducen y aportan al desarrollo de la localidad y a la profundización de la cultura, quienes manejan el calendario sagrado a la perfección relacionado a los días representados en los 20 nawales.

Lo que significa que un Ajq’ij es la persona que diariamente se encuentra en el altar, en el centro ceremonial, en el templo y con el sagrado fuego, siendo esta una persona íntegra, ejemplar para todos, sin vicios de ninguna índole, que tenga bien dirigido su propia vida y su familia primeramente para ser efectivo para la guianza de los demás en la promoción de los buenos valores para la comunidad.

El verdadero Ajq’ij tiene la capacidad de comunicarse con el Ajaw, con los abuelos y abuelas nuestros ancestros, nawales, la naturaleza y el cosmos, es una persona profundamente espiritual.

En cuanto al proceso de iniciación de los Ajq’ijab’ dentro del marco de la espiritualidad Maya, este es descrito de la siguiente manera: “el proceso de iniciación es diferente para cada caso, y varía según el lugar, persona que induce, edad de la persona inducida, estado civil, historial de vida y/o por enfermedad.

Luego de haber pasado un proceso de acompañamiento generalmente largo de preparación, en: Xukulem, ceremonias con ancianas y ancianos, se le entrega su Sut’ re jolom’aj, paño con que cubre su cabeza, y le entregan su: P’ass o banda roja con que ciñe su cintura, ambos, para equilibrar sus energías durante las ceremonias. El Sut’ representa las cuatro esquinas del Universo y los cuatro rincones del mundo interior y exterior. Le P’ass es Kukulkan la serpiente emplumada que simboliza el hilo de la vida y el tiempo, es de color rojo que representa la energía, la claridad, la fuerza y la vida.

También se le hace entrega su vara ó bastón la expresión y representación de autoridad jerárquica en la comunidad Mayab’, al que hoy se ha convertido en un símbolo de hermandad entre los pueblos.

También recibe el sagrado Tz’ite que engloba su Nawal, las potencialidades del Ajq’ij. Sin embargo esto no se da automáticamente ni gratuitamente, se requiere de un proceso profundo de formación, de convicción y de observancia de todas las normas y la atención que se da a las energías de los Nawales y en los lugares ceremoniales indicados.

Es importante mencionar que no todos los Ajq’ijab’ reciben el bando, la vara y el chachal y el Tz’ite, lo hacen únicamente con la imposición del Sut’ en la cabeza, el bando en la cintura y el bastón y el chachal y el Tz’ite lo ganan en su caminar dependiendo de su capacidad y eficiencia como Ajq’ijab’, algo estrictamente observado en casi toda nuestra cultura y en las comunidades donde se desarrollan.

Esto significa que el bando, la vara y el chachal y el Tz’ite es lo que ostenta a los Ajq’ij, es decir que el bando, la vara y el chachal y el Tz’ite es el núcleo del don o poder del ajq’ij, es su guía, camino, es quien lo protege, su nawal y capacidad y eficiencia ganada.

Dentro de las funciones de los Ajq’ijab’ se puede mencionar los siguientes:
– Prevenir, evitar problemas y comentarios entre personas
– Corregir y ayudar a emitir sanciones que permitan corregir a la persona
– Facilitar el diálogo y reflexión que permita encontrar soluciones a los problemas
– Velar por la tranquilidad y desarrollo de la comunidad.

Entre los servicios que prestan los Ajq’ijab’ están:
– Prevención, resolución y transformación de conflictos en el marco del Sistema Maya
– Atención médica espiritual
– Formación espiritual de personas.
– Orientación para el bienestar familiar

Si alguien se hace llamar Ajq’ij y no cumpla con estos requisitos descritos anteriormente por nuestros sabios Mayas el tal es mentiroso y charlatán que engaña y que a tales personas es mejor tenerlos de lejos y como un gran peligro, ya que son personas que tarde ó temprano recibirán su X’ica’y ó As’iar (instrumentos Mayas para corregir y castigar a los niños) de parte de las sagradas energías, el universo y el cosmos, por usurpar el sagrado titulo de Ajq’ij sin haberlo ganado de la manera correcta.

Un verdadero Ajq’ij es aquel que es integro, transparente y claro como el padre Q’ij (el sol).

Sinceramente: www.MayaTecum.com Organización Educacional Maya.

Si desea hacernos llegar sus comentarios por favor hágalo a través de Contacto, si desea publicar este artículo en su página social puede hacerlo copiando la dirección, y si le gustaria tener el calendario Maya visite nuestra tienda o llámenos al 48474332 si vive en Guatemala.

No se admiten más comentarios